Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

Gastronomía

Ayuntamiento de Gaucín

Gastronomía

En Gaucín al igual que en el resto de los pueblos del Valle del Genal, la gastronomía tiene su fundamento en una larga tradición que ha sabido combinar los productos del terreno con la dieta alimentaria en función de la estacionalidad.

La primavera es el tiempo de los guisos con hierbas silvestres como tagarninas, hinojos, collejas o espárragos trigueros. Durante todo el año se pueden degustar las ollas serranas y los diversos potajes de garbanzos, y, entre las carnes, los guisos de conejo y la amplia variedad de platos y embutidos procedentes del cerdo.

Un apartado especial merecen los productos de la huerta, el Valle del Genal nutre a sus pueblos de gran variedad de verduras, hortalizas y frutas frescas.

La repostería guarda en buena medida el recuerdo de la tradición morisca, siendo característicos la harina de trigo, el azúcar y el aceite de oliva combinados en perfecta armonía y aromatizados con canela, matalahúva y ajonjolí, y acompañados en ocasiones de almendras y nueces.

Platos típicos

En su gastronomía, cabe destacar:

  • Cocina de acinojos (hinojos y acerones): los tallos tiernos de los hinojos se pican muy finamente, se le echa agua hirviendo y se les tapa muy bien, arropándolo, si fuera preciso, con un paño, durante dos o tres horas; luego se escurren. Los tallos tiernos de los acerones se parten con las manos. Se necesita un volumen equivalente o algo mayor que el conseguido con los hinojos en la operación anterior. Se hace un sofrito de ajo, pimiento rojo, pan y aceite. Una vez hecho se  machaca y se le agrega un poco de pimienta y una pizca de comino. Se prepara de la siguiente forma: se pone al fuego una olla con agua, en cantidad suficiente para los hinojos preparados. Cuando esté hirviendo se echan poco a poco los acerones y a continuación los hinojos escurridos. Se dejan hervir hasta que el hinojo esté tierno. Se le añade el majado, se mueve bien y se deja hervir durante unos quince minutos. Se le puede añadir un potaje de garbanzos con acelgas. Se pueden comer calientes o fríos. www.youtube.com/watch
  • Gazpacho caliente: se consume preferentemente en invierno. Elaborado con productos de la tierra, como el aceite, ajo, pimiento y tomate, se sirve según el gusto de cada uno, bien simple o bien con acompañamiento.
  • Gazpacho fresco: se pelan y trocean los tomates, los pimientos los dientes de ajos y el pepino. Se remoja los trozos de pan y se mete todo en la batidora (antes se majaba) se le añade aceite, agua fresca y sal, hasta que quede todo bien triturado, se sirve frío.
  • Migas: más típico de los meses fríos. Las migas se elaboran con agua y se toman acompañadas de uvas, melón, sandía, naranjas, aceitunas, arencas y otros productos del campo.
  • Roscos blancos: a base de huevos, aceite de oliva, harina, azúcar, bizcarbonato y agua.
  • Rosquillos de almendra: se necesitan 2 kilos de almendras peladas, se escaldan en agua hirviendo y se pelan. Después se dejan secar al aire durante dos horas, luego se muelen en una picadora de forma que queden bastante finas, se le añade kilo y medio de azucar, canela en polvo, una clara de huevo y ralladura de cáscara de limón al gusto. Una vez hecha esta mezcla se le añade harina en pequeña cantidad hasta conseguir una masa consistente y pastosa. Con una maquinilla se estira esta masa en forma de fideos gruesos de aproximadamente de un centímetro de diámetro. Con ellos se fabrican rosquillos de unos seis centímetros de diámetro. Se meten en horno caliente, a fuego medio, durante unos diez minutos, hasta que se doren.
  • Suspiros: se mezclan a partes iguales en peso claras de huevo y azúcar. Se montan a punto de nieve y se le añade ralladura de limón. Sobre papel antigrasa se depositan esparcidas cuacharadas soperas de esta mezcla y se meten en el horno previamente caldeado. A fuego normal se mantienen en el horno, durante unos cinco minutos.

Y también encontramos: alfajores, bizcochos, cazuela de conejo, collejas, gachas, gazpacho majado, potaje de garbanzos con acelgas y productos derivados del cerdo.